Esclerosis Múltiple

  • Esclerosis Múltiple

    Esclerosis Múltiple
    La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad del sistema nervioso que afecta al cerebro y la médula espinal. Lesiona la vaina de mielina, el material que rodea y protege las células nerviosas. La lesión hace más lentos o bloquea los mensajes entre el cerebro y el cuerpo, conduciendo a los síntomas de la EM.

    La esclerosis múltiple afecta más a las mujeres que a los hombres. Suele comenzar entre los 20 y los 40 años. Generalmente, la enfermedad es leve, pero algunas personas pierden la capacidad para escribir, hablar o caminar.



    ¿Quieres que uno de nuestros especialistas se comunique contigo?

    Deja tus Datos

  • Síntomas

    No hay ningún síntoma típico de la esclerosis que ayude en el diagnóstico inicial. Incluso es habitual que el primer episodio pase desapercibido por la vaguedad de las molestias sin que el sujeto consulte con su médico. A menudo, las primeras manifestaciones se presentan como problemas de la visión, bien en forma de visión borrosa, doble o pérdida de visión.

    La mayoría de los pacientes experimenta además sensaciones anormales como hormigueo, entumecimiento y picazón; pérdida de fuerza en los brazos o piernas, y trastornos del equilibrio o de la coordinación. También son frecuentes el vértigo, los problemas para orinar o defecar, los dolores inespecíficos, alteraciones del carácter, etc.



    ¿Quieres que uno de nuestros especialistas se comunique contigo?

    Deja tus Datos

  • Prevención

    La esclerosis múltiple no se pude prevenir porque no se conocen las causas exactas que provocan la enfermedad. Sin embargo, es posible influir positivamente en la evolución de la enfermedad si el diagnóstico y el tratamiento son precoces. De esta manera se consigue reducir la frecuencia de los brotes.

    Además, para evitar los brotes, se recomienda evitar los factores de riesgo que podrían provocar esclerosis múltiple. Los factores de riesgo que hay que evitar son los siguientes :

    - Infecciones, sobre todo infecciones virales (gripe, por ejemplo)
    - Determinadas vacunas (por ejemplo, la vacuna de la alergia mediante hiposensibilización)
    - Medicamentos que influyen en el sistema inmunitario (por ejemplo, preparados con echinacea)
    - Situaciones de estrés (por ejemplo, intervenciones quirúrgicas o traumatismos graves)
    - Fluctuaciones en los niveles hormonales



    ¿Quieres que uno de nuestros especialistas se comunique contigo?

    Deja tus Datos